Facebook Twitter Google +1     Admin

En el umbral de otros tiempos

20110722202147-graduados.jpg

Este jueves el parque principal de la ciudad recibió asombrado una avalancha de caibarienenses; vestían sus mejores galas, sonreían, querían perpetuar en fotos sus abrazos. Eran los mismos que cada día, más que caminar, vuelan esa cuadrícula perfecta; sin embargo, esta vez no tenían apuro: un pliego de papel alba en sus manos parecía cambiarlo todo, ¿parecía dije?

De hecho, el pergamino reunía en sí sueños, desvelos, sacrificios, aplazamientos y alegrías: era el título universitario de cada uno de ellos, el peldaño más alto para algunos, una pausa en el ascenso para otros, ansiosos ya de continuar.

Este jueves, de nuevo, las sedes universitarias de Caibarién graduaron a sus licenciados, médicos e ingenieros, en un acto que reconoció públicamente a los mejores, elogió el esfuerzo de todos y estableció nuevos compromisos.

La emoción flotaba en el aire del Teatro América, cuyas añejas cortinas guardan recuerdos de tantos y tantos años como sede de graduaciones de todo tipo.

Alguien pronunció la frase de siempre: “le agradezco a la Revolución”, pero lo dijo como si nunca antes se hubiera proclamado; pues en su caso, que era el de tantos allí, solo esta iniciativa pudo rectificar el rumbo de vidas adultas y trajo una nueva oportunidad a quienes consideraban concluida su etapa estudiantil.

Entonces la frase pareció recién inventada, adquirió nuevo sentido, se redescubrió en las vivencias de hijos ya graduados que asistían ahora al logro de sus padres, de parejas cuyo sacrificio común trajo el título a uno y el éxito para ambos.

Concluido el acto, brotaron del histórico teatro al no menos entrañable parque, graduados y graduadas de todas las edades, en un abrazo nuevo que cerró una etapa y los situó en el umbral de otros tiempos.

Foto: Graduación Univ. Deporte Santa Clara (tomada de Vanguardia)

Comentarios » Ir a formulario

mipedacitodecuba

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris