Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Mayo de 2011.

Una opinión sobre identidad

20110502191040-banda-muncipal.jpg

En ocasiones, nos enamoramos de un libro, de una canción, de una obra de arte, y a través de ella descubrimos sentimientos o pensamientos que teníamos, pero que no sabíamos cómo expresar. Así me sucede con un ejemplar literario adquirido en la más reciente Feria del Libro, La Fuente Viva, de Miguel Barnet me descubre en cada párrafo certezas que no sabía cómo expresar, me confirma presentimientos y me afianza convicciones.

Dice un colega de la radio que le estoy sacando provecho y no me ofende, es realmente así, no el provecho económico que pueda reportarme el pago de mi trabajo, pues igual podría hablar hoy de algún protagonista local y estaría ganado mi pan; sino provecho intelectual y social, porque quizás usted, al leer esta humilde opinión, también aprenda, se reconozca, se analice, como cubano y como “cangrejero”.

“¿Qué es la identidad? La identidad, como la insularidad, es algo muy inasible y muy cambiante. Nosotros no somos los mismos cubanos que fuimos en el siglo dieciocho o en el diecinueve. Hoy nuestra identidad está compuesta por otros valores, por otras formas de expresión, por otros contenidos. Entonces, la identidad es algo completamente cambiante. Hoy somos más ricos, porque tenemos la herencia de lo que recibimos de la cultura española, de la cultura africana, de la cultura francesa, de la cultura asiática, y estamos tratando de ver cómo eso, todo mezclado, como dijera Nicolás Guillén, nos descubre, nos revela lo más profundo de nuestros ser.

Pero es tan relativo, tan cambiante… ¿Por qué decir que el cubano es alegre, gracioso, bailador, si también es dramático, si el cubano también es profundamente reflexivo, si el cubano también es un ser preñado de contradicciones?”.

Son palabras de Miguel Barnet, pero le reitero que expresan lo que debemos tener bien claro respecto a nosotros mismos; yo agrego, desde mi modesta óptica local,  que el principal error está en creernos esos estereotipos que nos acuñan como irreflexivos, divertidos, extrovertidos y escandalosos y permitirnos ser así para todo, y tolerarnos de ese modo sin tratar de mejorarnos.

Nos conformamos con los esquemas cuando discutimos sin aceptar opiniones divergentes, cuando resolvemos con violencia lo que debe negociarse, cuando creemos que discutir es gritar y hasta irnos a las manos, también nos dejamos encasillar cuando asumimos como natural  que un video clip musical, para ser modernamente cubano debe tener un solar habanero bien marginal, con gallos, tabaco, ron y faldas cortas.

Si ha tenido la desgracia de ver un espectáculo ofrecido al turismo, sabrá de lo que le hablo, glúteos a la vista, mucho meneo, igual en Varadero, Holguín o Cayo Santa María; así nos presentamos como cubanos; por suerte, actúan agrupaciones locales, que aún cuando saben que su contrato depende de complacer gustos foráneos, apuestan por mostrar identidad; pero cuánto podemos hacer aún, nosotros, los de Caibarién, con tanto potencial que nos incluye y nos diferencia, para presentar nuestra verdadera y legítima identidad.

Porque también es un error considerarnos, sencillamente, esa mezcla que definió Don Fernando Ortiz como transculturación, en su tiempo; cierto que en ese momento estábamos cuando él lo dijo; pero, de entonces acá, el mundo ha crecido y ha cambiado, y nuestras relaciones con el mundo también, por lo que hemos dado y recibido y hoy somos unos "transculturados" diferentes, saberlo es esencial para encontrarnos.

Etiquetas: , , , , , , , ,

La cultura en el mejoramiento de la nación

20110502190857-concierto-uneac-caibarien.jpg

Es tiempo de meditar sobre el empuje de la UNEAC en Caibarién, porque precisamente cumplen ahora su sexto aniversario como Comité Municipal; antes solo eran unos pocos y se agrupaban en la vecina ciudad de Remedios.

De ese tiempo acá, la UNEAC caibarienense ha estado en el centro de todos nuestros acontecimientos locales, organizaron conciertos, veladas político culturales, recordaron fechas históricas, incidieron en el cuidado al medioambiente, promovieron eventos de alcance provincial, en fin, puedo afirmar sin falsas consignas que los artistas están en la vida de Caibarién.

Indudablemente, el local que les fuera entregado en condiciones ruinosas y que con el esfuerzo de los mismos artistas, poco a poco, habitación por habitación, se restaura, es ya una plaza cultural, conciertos cada semana de agrupaciones musicales locales, auguran peñas y otros encuentros con el arte. Caibarién lo necesitaba, los artistas comenzaron a cumplírselo.

Ahora que tanto nos quejamos de la vulgarización del arte, de la promoción de lo menos valioso a costa de marginar lo auténtico, del pensamiento comercial por sobre el arte verdadero, este espacio era muy necesario como alternativa para situar a la cultura en el sitio que le corresponde y no en el que le dan, incluso, las instituciones locales.

Saber aprovechar las disímiles propuestas artísticas de la UNEAC, es una necesidad para elevarnos como pueblo, para recuperar fortalezas que en un tiempo tuvimos y que laten en espera de espacio y talento verdadero.

Igualar lo vulgar a lo popular y lo culto a las élites artísticas, NO es actitud para estos tiempos en este país, aquí, y ahora, se precisa de  la cultura. Los artistas hace tiempo que lo saben, lo expresaron con valentía en su último Congreso, cuando algunos aceptaban públicamente como buenos fenómenos que estaban destruyendo nuestros valores;  no por gusto cada vez recurrimos más al legado del intelectual Cintio Vitier, quien como pocos, insistió y confió siempre en cuánto puede incidir la verdadera y legítima cultura en el mejoramiento de una nación.

Etiquetas: , , , , , ,



Pensar a Martí, Taller Martiano en Caibarién

20110519202753-jose-marti.jpeg

Pensar a Martí, desentrañar sus mitos y misterios, reinterpretar palabras que escribiera en circunstancias azarosas o momentos sublimes, hacerlo real, saber por qué le quisieron o traicionaron, comprender sus sentimientos…han sido constantes en un evento que por casi veinte años reúne a caibarienenses de todas las edades, niveles escolares, ocupaciones y preferencias.

Si bien nunca fue selectivo, la propia esencia de su manera de acercarse al Maestro, marcó que el Taller Martiano de la Biblioteca Municipal Antonio Arias García, no fuera masivo, eso lo distanció e hizo mejor respecto a maratones formales donde algunos repetían sin comprensión real lo que alguien antes llevó a los libros.

Pero, solo quien no hubiera estado en alguna de sus ediciones podría creer que tal profundidad lo hiciera elitista, nada mejor que ver a un grupo de pioneros de la enseñanza primaria educados en el amor a la naturaleza con una esencia profundamente martiana, exponer ante los talleristas, y al profesor de lenguas extranjeras que exploró los consejos de Martí acerca de ese tipo de enseñanza, o la historiadora siempre atenta al papel de las mujeres en la vida del Apóstol: su madre, sus hermanas, sus novias, la esposa, María, Carmen.

En el sobrio espacio de la biblioteca local, no faltó cada año hasta hoy, junto a la imagen de José Martí, el ramo de rosas blancas en un recipiente de agua clara, “para que el vaso no fuera más que la flor”; allí, como en sagrado recinto, cada diecinueve de mayo revivió el hombre, el patriota, el padre, el amigo, el enamorado y también el periodista, el pedagogo, el diplomático.

Hace casi dos décadas, llenos de agobios materiales, un grupo de caibarienenses apostaron por la elevación en los sentimientos, Martí contenía todas las claves para entender la vocación de servicio a la humanidad, el alma por encima de lo impuro, la entrega a una causa sin pedir nada a cambio.

Desde entonces, cada aniversario de su entrada a la gloria es un nuevo acicate para mejorarnos a partir de la visión individual que aportan cubanos sin academia, gente de a pie, que asumen desde sus perspectivas personales la prédica y la obra del cubano inmenso y la convierten en práctica cotidiana, ejemplo de lo que significa ser “profunda y convencidamente martianos”.

Etiquetas: , ,

19/05/2011 12:55 mipedacitodecuba Enlace permanente. Opinión No hay comentarios. Comentar.

La vena del centro en Caibarién

20110527202359-la-vena-del-centro.jpeg

Este viernes, a las 3 de la tarde, en la sede municipal de la UNEAC en Caibarién se presenta el libro La vena de centro. Trova santaclareña, del periodista y escritor Alexis Castañeda Pérez de Alejo.

En el volumen se recoge la historia de ese movimiento musical cubano en el centro del país durante los años setenta y ochenta del siglo XX hasta llegar a lo que hoy llamamos Trovuntivitis, fenómeno peculiar de la trova villaclareña que Castañeda caracteriza desde las opiniones de músicos, letras de canciones y sobre su propio conocimiento del fenómeno.

Juan Carlos Campos, Pedro Luis González y Eduardo Quincoso, trovadores de Caibarién, aparecen reflejados en La vena de centro. Trova santaclareña, de ahí la presencia del primero en el encuentro en la sede de la UNEAC de esta ciudad.

A las 10 de la mañana había sido presentado el libro en el Museo Casa natal de Alejandro García Caturla de Remedios.

La presentación del libro estuvo a cargo del periodista y poeta Yamil Díaz, quien junto a Alexis y al remediano Luis Manuel Pérez Boitel ofrecieron, según Centro Arte, un recital con textos poéticos.

Fuente: CentroArte

Etiquetas: , , , , , , ,



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris